Follow

Cómo está tu vida en este momento; qué se refleja en tu película personal; te gustan todas las imágenes o hay alguna(s) que te desagrada(n) y quisieras cambiar.  Lo que estés viendo actualmente en tu vida, te guste o no, lo aceptes o no, lo entiendas o no, lo estás creando a través de tu vibración.

En un nivel podemos decir que somos energía, ondas (quarks y electrones), por ende tenemos una frecuencia de vibración y atraemos todo lo que hay en nuestra vida por resonancia vibratoria.  Según sea nuestra vibración atraemos prosperidad o escasez.  O vivo desde el amor que es la energía de más alta vibración, o vivo desde el miedo, la más baja vibración.  Todas las demás emociones se derivan de estas 2.

Reconocemos si estamos en un estado vibratorio u otro a través de lo que sentimos.   Tus pensamientos o creencias generan emociones, dicho de otra forma tus emociones son un reflejo de tus pensamientos.

Puedes comenzar a elevar tu vibración haciendo pequeños cambios, acciones realizadas de forma consistente para experimentar pensamientos, emociones o estados físicos positivos.  Palabra clave, CONSISTENCIA (duración, estabilidad, solidez).

Si quieres ver cambios significativos es importante que estés dispuesto a pagar el precio, en este caso es invertir tiempo en estas actividades de forma diaria.  Este es un compromiso importante contigo, evita romperlo, vale la pena, te lo mereces.

 

#1 Presta más atención a tus pensamientos

La mente parece que se inclina hacia la negatividad.  Siempre está activa, hablándonos y usualmente llevándonos a pensar en escenarios difíciles, preocupaciones, miedo, escasez.  El ruido mental es constante.  Si ya sabemos que atraemos situaciones de acuerdo a cómo vibramos, ten en cuenta que si dejas correr esta clase de pensamientos, ellos van a producir emociones de baja vibración que van a atraer justo aquello que no deseas.

Proponte estar más consciente de la calidad de lo que piensas y si te vienen pensamientos desagradables no te enganches o luches contra ellos, acéptalos, agradécelos y practica la segunda actividad de la lista

 

#2 Practica diariamente el Ho’ oponopono

Cuando te descubras pensando desde el miedo o de forma negativa, utiliza esta técnica para detener tu mente y elevar la calidad de tus pensamientos.

Y ¿qué es Ho’ oponopono?  De forma resumida es una técnica de origen hawaiano que se utiliza para la resolución de conflictos y que significa emendar o corregir un error.  Se practica para borrar programación negativa, tus memorias ancestrales y que lo correcto o perfecto venga a tu vida.

Consiste, de forma muy básica, en repetir unas palabras que son como un mantra y es lo que va haciendo el trabajo de borrar.  “Lo siento, perdóname, te amo y gracias”.  Esto se puede decir mentalmente, no es necesario hablarlo, eso sí, repítelo todas las veces que puedas.  Aprovecha algunas tareas rutinarias, mientras limpias u ordenas o si tienes que esperar en alguna cita.

El Ho’ oponopono ayuda elevar la vibración.  Todo lo que esté en vibraciones más bajas comienza a ser limpiado de la mente subconsciente que es la que aloja las creencias y las memorias de cada persona.

Las creencias son esos pensamientos que te has dicho tantas veces que ya se han convertido en verdad para ti; muchos de ellos son altamente limitantes.  Recuerda que creas aquello en lo que crees.  Las memorias son todas las influencias de tus antepasados, entre los que están traumas y bloqueos emocionales que se traspasan de una generación a otra, como patrones repetitivos.

Quieres conocer más sobre Ho’ oponopono dejo aquí algunos vínculos: ho´oponopono sitio y video

#3 Gratitud, gratitud, gratitud

Si has leído otras entradas de este sitio verás que este tema es recurrente.  La insistencia en esta invitación es por lo simple y beneficioso que es agradecer.  Esto nos enfoca en lo que tenemos, así sea muy poco, en vez de en aquello que nos hace falta.  Nos conecta con el estado de abundancia que hay en nuestra vida y que muchas veces, no reconocemos.

Cuenta a diario tus bendiciones.  Cada mañana agradece por 3 cosas que disfrutas en tu vida.  De partida, el amanecer vivo es ya un motivo importante por el cual agradecer.   Repite la misma dosis al acostarte, antes de dormir.

Click aquí para ver video del Dr. Robert Emmons, profesor de psicología en la UC Davis en California, investigador sobre los efectos de la gratitud.  Está subtitulado.

 

#4 Baila y escucha música agradable

El baile puede ayudarnos a liberar o drenar emociones negativas, también nos pone en movimiento generando una sensación de gozo.  Como ejercicio nos ayuda a liberar endorfinas un químico que produce el cuerpo y que puede aliviar el estrés y aumentar el placer.

Si el baile no es lo tuyo entonces escucha música con la que te sientas bien.  Por favor sé muy selectivo en este punto para que elijas realmente aquella con la que detectas que tienes una subida de energía y ánimo.

 

#5 Ríe a diario

Tomé un curso de risoterapia y cuando hablamos de los efectos positivos de la risa es increíble lo que esta sencilla práctica puede hacer en nuestra química corporal.  De niños somos optimistas naturales, aun un pequeño enfermo sonríe.  Los niños ríen unas 300 veces al día y el adulto promedio solo unas 20 o 30.

Incorporemos la risa a diario.  No esperemos que alguien nos haga reir.  Podemos buscar fuentes personales de risa.  Lo ideal es reir sin motivo alguno, sin embargo tenemos condicionamientos que tal vez hagan esta tarea poco fácil.  Por eso si requieres alguna fuente o ayuda al inicio, hazlo y ríe todas las veces que puedas.  Programa aunque sea unos 5 minutos diarios de risa.

Cuando ríes de verdad, ni siquiera puedes pensar.  Con eso también apaciguamos a nuestra parlanchina mente.  Algo que aprendí es que reírte con cada vocal nos aporta diferentes beneficios.  Así que ja, je, ji, jo, ju. Sobre todo jujujujuju (eso te lo explico en otro post).

Tomé un taller de risoterapia y ha sido una de las experiencias más divertidas y gratificantes.  Click aquí.  Este es un vínculo limpio sin ningún tipo de afiliación.  Puedes buscar también otras fuentes.

 

#6 Afirma y visualiza

En otra entrada ya hablamos de las afirmaciones y el impacto positivo que pueden tener.  Si además realizas visualizaciones placenteras duplicas su poder.  Visualizar es como soñar despierto, en este caso la condición particular es que sea en cosas agradables para nosotros.

Para empezar puedes pensar en algo que disfrutas muchísimo, algo que realmente te encanta.  Cierra los ojos e imagina que estás reviviendo esa situación.  Con unos minutos diarios que dediques a esta acción sentirás cómo tu mente y tu cuerpo cambian de sintonía.  Si para ti resulta difícil imaginar, busca alguna visualización guiada para que al inicio te ayude a conectar con esas imágenes mentales.

Todos tenemos imaginación, es un recurso natural que podemos aprovechar más a nuestro favor.

En este tema quedé fascinada con Shakti Gawain y su visualización creativa que como ella lo define en palabras muy sencillas “es la técnica de utilizar la propia imaginación para crear lo que se desea en la vida.”

 

#7 Que tus palabras edifiquen

La palabra también crea, edifica y destruye.  Dicen que una mentira dicha muchas veces se vuelve una verdad, una profecía que se autocumple.  Así como empezamos sugiriendo que cuidemos nuestros pensamientos hagamos un esfuerzo equivalente con nuestras palabras.

Casi sin darnos cuenta de nuestra boca salen muchas expresiones en negativo, duras críticas para nosotros y otros, quejas, maldiciones, comentarios muy ofensivos, juicios que golpean y noquean. Con semejante verborrea negativa y diaria es imposible pensar que vamos a sentirnos bien.

Aquí además vale la pena mencionar a Don Miguel Ruíz y sus Cuatro Acuerdos, sé impecable con tus palabras.  Cuando yo agredo a otros con mis palabras, me agredo a mí mismo porque el odio o resentimiento que siembre a través de ellas, se volverá de algún modo en mi contra.  Ser impecable él lo define como utilizar las palabras con sabiduría para aportar algo positivo, mostrar amor y no para ofender o lastimar.  Es usarlas a favor nuestro.

Practica esto no solo con las palabras que pronuncias y dices a otros sino con las que te dices a ti mismo.

 

Toma de aquí lo que te funcione mejor.  Hazlo a diario.  A lo mejor 7 cosas a la vez es demasiado, ve paso a paso habituándote a cada una y disfrutando sus efectos en ti.

Cuestiona lo que quieras cuestionar, estás en tu derecho de hecho es bueno hacerlo sin embargo prueba porque vale la pena vibrar desde el amor.

 

 

 

 

 

KEEP LIFE SIMPLE TODAY!

Tips para una vida simple y bella. Disfrútalos.

No nos gusta el spam. Date de baja cuando gustes. Powered by ConvertKit

8 respuestas a “7 actividades para vibrar desde el amor”

  • Hola: estoy completamente de acuerdo, con que la vibración mental es constante.
    Y muchas veces negativa. Sin embargo creó, que se puede comparar, a la vibración mental en todas sus formas. Como semejante al colesterol bueno y malo, que suele citar la medicina. Sus secciones se traducen, en pensamientos. Y los negativos, son también necesarios en medidas. Porqué nos alertan, de peligros etcétera. Felicitaciones, excelente publicación. 🙂

  • Hola, Dalmaris excelente post. Yo por ejemplo trato de evitar los pensamientos negativos, huyo de ellos, empiezo alguna actividad para distraerme. No sabía lo del Ho oponopono, a partir de ahora lo diré mentalmente ” Lo siento, perdóname, te amo y gracias”. Una de las cosas que siempre me inculcaron en casa desde pequeña es dar las gracias, siempre. Agradecer el respirar, el sentir, estar vivo, aunque a veces no estemos en nuestro mejor momento. No soy mucho de bailar, pero si de escuchar música de todo un poco. En casa nos reímos mucho, sobre todo en la hora de la cena, no sé, siempre nos acordamos de algo, o contamos alguna anécdota o algo gracioso que nos ha pasado en el día. Cuidar las palabras. No herir. Gracias por tus consejos. Besitos.

    • Gracias a ti por tus comentarios. Qué lindo que ríen mucho en casa es importante. Hoy de hecho he estado de un humor terrible porque algo se ha hecho de forma totalmente distinta a mi solicitud sin embargo, respiré hondo y comencé a decir en mi mente el mantra del Ho’ oponopono y así sea por hábito, el malestar comenzó a bajar de intensidad.

  • Gracias Dalmaris por esta excelente aportación y por hacernos recordar la importancia de ser nosotros quienes damos forma a la película de nuestras vidas.
    Lo cierto es que cualquiera de las actividades son generadoras de felicidad, aunque si me tuviera que quedar con alguna, para mí la risa es una de las claves de la vida, por no hablar de bailar o de la gratitud… ¡la verdad es que me quedo con todas!
    Gracias por recordarlo.

    • Gracias Yolanda. Coincido contigo en la risa, lo lindo es que las 7 actividades están a nuestro alcance cada vez que queramos. Aprecio mucho tus comentarios. Que tengas una excelente semana.

  • ¡Hola! Me gusta muchísimo tu entrada porque soy una persona a la que le gusta siempre vibrar desde el amor. Me encantan las 7 actividades que nos propones, hay algunas que las intento realizar siempre pero otras se me resisten así que lo tendré muy en cuenta. Un beso.

    • Muchas gracias. Aprecio tus comentarios. Todos estamos en un proceso de vida, reencontrándonos con nosotros y nuestro maravilloso potencial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *