autoconfianza

Follow

Multiplica tu autoconfianza [guía de 9 tips]

La autoconfianza es la firme convicción de que eres capaz de realizar con éxito alguna tarea o misión, cumplir un objetivo o hacer una buena elección.  Es un estado mental que requiere práctica.

Aun cuando hayas acumulado las mejores habilidades o conocimientos, sino confías en ti  mismo es muy probable que no consigas los resultados anhelados.

Y si ya estoy bien equipado con capacidades, conocimientos, talentos, habilidades o actitudes ¿cómo construyo y fortalezco mi autoconfianza?autoconfianza

Partimos de la premisa que ya tienes lo necesario para jugar un buen papel sin embargo sientes que es tu poca fe o baja confianza en ti la que te impide ganar.  Si es así, te damos a continuación, una guía de 9 tips para multiplicar tu autoconfianza y autoestima.


#1 – TODO EMPIEZA CON LA FORMA EN QUE PIENSAS

En los 7 hábitos de las personas altamente efectivas el Dr. Stephen Covey decía: si quieres cambios menores trabaja en tus acciones, pero si quieres cambios significativos trabaja en tus paradigmas.

La forma en la que ves la vida, en la que percibes el mundo afecta el cómo te sientes.  A su vez el cómo te sientes, afecta tu manera de actuar y esto a su vez determina tus resultados.

Dicho de forma simple:  te ves como un ganador, te sientes bien contigo mismo, por ende actúas con confianza, proyectas seguridad y el resultado es que te ganas esa nueva cuenta que deseas, consigues esa promoción merecida o logras vender ese proyecto o gran idea.

Revisa tus pensamientos sobre ti mismo.  Sé honesto.  ¿Cómo te ves?  Del 1 al 10 en general, donde 10 es sobresaliente y 1 es muy deficiente, como te autoevalúas realmente a nivel profesional y personal.  Te ves y sientes como un ganador o continuamente tienes dudas sobre tu capacidad y desempeño.

Si detectas que la imagen mental que tienes de ti es pobre y no está alineada con la realidad, comienza a practicar visualizaciones en las que te ves saliendo airoso, triunfante o exitoso en diversas situaciones.

Lo importante es comenzar a darle un giro a tus pensamientos y alimentar tu mente con una versión más justa y positiva de ti.

Conviértete en un optimista, la vida no será más fácil pero estarás mejor equipado para los desafíos y para disfrutar lo bueno.


#2 – NO BASTA CON SERLO, HAY QUE PARECERLO

Así como dice la famosa frase sobre la mujer del Cesar.  Puedes tener las mejores competencias o dar los mejores resultados, pero si no luces como una persona confiable no te lo van a comprar.

No te decimos que la apariencia física lo es todo, porque como señalamos al inicio de esta entrada, partimos de la premisa que ya tienes un conjunto de habilidades o capacidades que te hacen apto para una determinada empresa.

Lo que queremos enfatizar es que es importante que te vistas y arregles de una manera congruente con la ocasión.  Si te ves mejor es más probable que te sientas mejor.  Haz la prueba.

La ropa o los accesorios no van a hacer el trabajo por ti, pero sí a darte un buen marco, o punto de apoyo para que puedas tener la proyección de un ganador.


#3 – PRACTICA POSES DE PODER Y BUENAS POSTURAS

Si tienes dudas al respecto te recomiendo que veas el Ted Talk de Amy Cuddy sobre la fuerza del lenguaje corporal en tu desempeño y niveles de confianza personal.

Practica algunas poses de poder antes de empezar el día.  Esto puede ser parte de tu ritual matutino para que el cuerpo envíe un mensaje positivo a tu cerebro y los neurotransmisores liberen sustancias que actúen a tu favor.

Cuida tu postura.  Piensa en las personas que te inspiran confianza, cómo se mueven, cómo se manejan, cómo se comunican.  Una persona que confía en sí misma ocupa espacio, se hace sentir, se deja ver, proyecta seguridad.

Que tu cuerpo te ayude y le diga a tu cerebro me siento bien, confío en ti y vamos por todo.


#4 – HAZ TU INVENTARIO DE CAPACIDADES Y LOGROS

Para que estés siempre claro sobre quién eres y lo que puedes ofrecer, haz una lista de tus capacidades, todo aquello en lo que sientes eres bueno o muy bueno.

Igualmente enuncia tus logros, esos excelentes resultados que has obtenido en diferentes áreas de tu vida y que a veces olvidas o minimizas en vez de tomarlos continuamente en cuenta.

Mantén esta lista en un lugar visible al que puedas acceder con facilidad para que constantemente lo revises y recuerdes.

Si hay algo que puede ayudarte a mantener alta la confianza en ti mismo, es el recordar y revivir tus logros, así como estar consciente de los talentos, fortalezas y habilidades que puedes ofrecer.


#5 – ELIGE UN MODELO, ALGUIEN QUE TE INSPIRE

Dentro de las personas que conoces es posible que haya una en quien detectas altas dosis de autoconfianza.  Tal vez hayas dicho en algún momento, me encantaría tener o exhibir toda la confianza que tal o cual persona tienen.

Esa persona puede convertirse en tu modelo a seguir.  Observa qué hace, cómo actúa, viste o habla, cuáles son sus hábitos usuales.

No se trata de copiarla, pues queremos que seas fiel a tu original, pero sí de tomar algunas ideas de su comportamiento e inspirarte.

Si no tienes un referente así en tu círculo cercano, puede ser alguien reconocido que admires. La clave es tener a alguien que te recuerde cómo quieres llegar a ser o cómo deseas verte, cuando ya hayas hecho gimnasia mental intensiva para tonificar tu  propia confianza.


#6 – SAL DE TU ZONA DE CONFORT Y HAZTE MÁS VISIBLE

Ya lo hemos dicho en otra entrada previa (puedes verla aquí), en zona segura no hay crecimiento.  Debes arriesgarte más, salir, crecer.

Si tu nivel de participación en el plano personal o profesional es bajo, auméntalo.  Ya sea en el trabajo o en tu círculo familiar, debes estar dispuesto a manifestar con más firmeza tu opinión, tus ideas, tus propuestas o tus comentarios.  Hazte sentir.

Participa y mejora tu visibilidad.  Deja de mantenerte al margen o con bajo perfil.  Una cosa es ser una persona reservada que ama su privacidad y otra es ser invisible.


#7 – CUMPLE LAS PROMESAS QUE TE HACES A TI MISMO

Si hay algo que mina la autoconfianza es el incumplirte promesas a ti mismo.  Es decirte una y otra vez que no eres confiable en lo absoluto si ni siquiera puedes cumplir un compromiso importante contigo.

Es preferible no hacerte promesas, si no tienes realmente el propósito de cumplirlas, que decir “lo voy a hacer”, solo por compromiso para luego claudicar o peor aún, ni siquiera empezar.

Todo comienza contigo.  La primera persona a quien debes honrarle las promesas es a ti.   Si te fallas tu subconsciente lo traduce como no eres confiable y eso se proyecta en todas tus  interacciones con otras personas.


#8 – RODÉATE DE PERSONAS CONFIABLES

Lo bueno se contagia.  Si quieres potenciar y multiplicar tu autoconfianza, procura pasar más tiempo con personas que consideras que tienen esta cualidad.

Así además de ser una inspiración, como señalamos en el punto #5, estarás expuesto a que esta confianza y fe en ti mismo se te pegue.

Esto también te va a permitir aprender de ellos, conocer sus rutinas o rituales, su manera de pensar y hablar.

Y si tienes una buena relación con estas personas, pídeles que te den algunos tips y recomendaciones de cómo puedes hacer para elevar tu autoconfianza.


#9 – ÁMATE Y APRÉCIATE CADA DÍA

Una dosis de amor propio a diario es una buena medicina para multiplicar la autoconfianza y la autoestima.  En este post te damos más detalles de cómo hacerlo.

Cada día busca formas de mostrarte aprecio tal y como estás dispuesto a hacerlo por un buen amigo o un ser querido.

Expresa cosas buenas sobre ti, deja de ofenderte y criticarte y al contrario piensa en 3 cosas que has hecho bien durante el día y felicítate por ello.  Practica afirmaciones positivas, date un piropo, o consiéntete con algo que deseas.

Resalta tus capacidades, talentos y fortalezas.  Envíate una nota o un audio de felicitación de forma periódica por algo que hayas hecho muy bien.  Perdónate con facilidad tus equivocaciones o errores y practica la autocompasión contigo.

Cuida tu salud integral y valora tu cuerpo, todas las funciones vitales que cumple por ti.

Goza y disfruta de quien eres.  Si hay un pilar de la autoconfianza es el amor hacia ti mismo pues si te amas eres capaz de ver y resaltar todo lo bueno que tienes y utilizarlo como plataforma para seguir creciendo y aprendiendo.

Las fallas son inherentes al hecho de ser humanos, lo importante es aprender de ellas, evitar repetirlas y apalancarte en estas experiencias para seguir creciendo.


 


Vive una vida más simple, bella y feliz cada día.  ¡Gracias por visitarnos!   Te invitamos a suscribirte a nuestro sitio.

Si te gustó esta entrada Multiplica tu autoconfianza [guía de 9 tips], nuestra mejor recompensa es que la compartas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.