Un smoothie es un batido, una bebida cremosa no alcohólica preparada a base de trozos y zumos de fruta, concentrados o congelados, mezclados tradicionalmente con productos lácteos, hielo o helado.  Se pusieron de moda con los detox y admito, pues procuro desayunar a diario con uno de frutas, que además de saber y lucir bien a mí me recargan las baterías para empezar con mucha energía el día (a mi esposo le generan el mismo efecto).

Como se presentan con hielo muy picado, tienen la textura de granizado y una temperatura muy fría que refresca en todo momento.

Toda esta historia es para introducir lo que hemos denominado un smoothie de afirmaciones y que dichas a diario, preferiblemente en la mañana, nos ayudarán a comenzar el día con altas dosis de entusiasmo y bien empoderados.

Esta semana nos concentraremos en estas 3:

  • Soy el creador de mi prosperidad.
  • Soy capaz de perdonar y me libero.
  • Me permito recibir todo cambio con entusiasmo y confianza. 

Repítelas cuanto puedas en la mañana, durante el día y en la noche antes de dormir, durante toda la semana.  Entre más las digas, más las integras.  Mientras las dices procura conectarte con sentimientos agradables.  La primera conecta con todo el potencial y el talento que tenemos, por lo que es 100% cierta.  La segunda nos invita a aceptarnos y querernos a pesar de aquellas cosas que no nos gustan, o aquellas áreas en las que todavía no hemos logrado nuestra meta.  La tercera es sencillamente tener la disposición de recibir todo lo bueno que la inteligencia superior tenga a bien otorgarnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *